El karate – gi, una prenda de tradición

Karategui

Decir karate es pensar casi de inmediato en el traje blanco formado por chaqueta y pantalón en una tela resistente, atado con un cinturón. Esa vestimenta que algunos denominan erróneamente kimono, lleva por nombre karate-gi (traje de karate).
Está compuesto por tres partes:
– Uwagi: chaqueta sin botones.
– Zubon: pantalón que suele atarse con una cuerda o cinta, siguiendo el sistema tradicional japonés con un sistema de tensión que se ajusta a la cintura.
– Obi: cinturón.
El karate-gi es heredero del judo-gi, sin embargo ha adoptado algunas características que lo diferencian, por ejemplo el tipo de tela: liviana y mediana para entrenamiento y kumite; y pesada para kata. Esta prenda suele producir un sonido particular al momento que se ejecutan las técnicas, lo cual contribuye al desempeño del practicante.
El color tradicional para esta prenda es el blanco, sin embargo algunas escuelas varían pudiendo utilizarse negro, azul y otros. Según los antiguos relatos la costumbre del color blanco se determinó al darse cuenta que la tela de lino color café, con que tradicionalmente se confeccionaban los uniformes de jiu – jitsu, se decoloraba con el roce de la práctica y el lavado rutinario.
UN POCO DE HISTORIA
En el año 1922, el maestro Gichin Funakoshi fue invitado a Tokio, Japón, por el creador del Judo, Jigoro Kano, para realizar una exhibición. Gishin Funakoshi no poseía un uniforme, pues en Okinawa se acostumbraba a entrenar en pantalón corto y camiseta.
Cuando Kano fue a buscar a Funakoshi para la presentación y lo vio vestido así, le sugirió que utilizara otra cosa para la presentación, explicándole que en Japón eran muy cuidadosos con la formalidad y su indumentaria no sería bien vista por lo presentes.
Funakoshi sorprendido, le insistió en que así vestían tradicionalmente en la isla. “Entiendo muy bien, Sensei Funakoshi – dijo el Maestro Kano apresuradamente – Pero los japoneses son muy diferentes. Sugiero que use un Judo Gi-, que es ya una prenda conocida y creo que se adaptará perfectamente a sus movimientos. Permítame traer uno”.
El Maestro Kano fue a buscar un judo-gi y rápidamente volvió con la esperanza de que al Maestro Funakoshi le gustaría.

“Por favor, Sensei Funakoshi, pruébelo. También tengo un cinturón negro, que en Judo representa la jerarquía de Dan, y como usted es un maestro de karate, debería usarlo, para que los presentes comprendan adecuadamente su estatus en sus arte marcial.”
El Maestro Funakoshi quedó fascinado con la prenda y la utilizó. La demostración del Maestro Funakoshi fue un éxito. Los japoneses estaban muy impresionados con las nuevas artes marciales que el Sensei Funakoshi había traído consigo. Ese mismo día se extendieron invitaciones a él a permanecer en Japón y enseñar karate.
Después de la exposición, el Maestro Funakoshi regresó a Okinawa con su traje nuevo. Cuando lo vieron en Okinawa, usando su nuevo karate -gi, otros maestros lo adoptaron de inmediato, al igual que el sistema de grados con cinturones de colores heredados del judo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s