EL KIAI

Todas las artes marciales poseen un grito particular o Kiai, algunas veces intimidante y que libera, de una manera aparentemente brusca, energía. En Occidente alguna vez fue definido con el nombre de “grito que mata”. Pero en realidad el Kiai es una liberación de longitud de ondas entre dos combatientes. Aquel que tiene una mayor energía vital la demuestra en su Kiai. En realidad puede definirse como la ciencia o el arte de utilizar el Ki o energía

. Es innegable que durante una fracción de segundo exista una especie de inhibición suficiente para frenar al adversario. E incluso algunos Maestro tenía un Kiai suficiente como para inmovilizar a un pájaro sobre las ramas y verlo caer a sus pies. En estos casos ese grito se convertía en una técnica en sí misma. Una especie de energía hipnótica suficiente para paralizar a un pájaro durante un corto período de tiempo.

En el sintoísmo esta energía existe sutilmente en todas las cosas, y está muy presente en las artes marciales que siguen la vía del Budo. Para ellos la vibración del sonido es el estado impersonal de la energía. Conocer el poder del sonido es hacer vibrar a la energía y por lo tanto a la vida misma.

Algunas investigaciones han podido confirmar el poder de los sonidos, en especial sobre las plantas, los animales e incluso el agua. Estos estudios también ayudan a comprender que el Kiai es más que un grito aterrador y que en realidad se trata de un sonido que exprime su energía sobre todos los dominios de la existencia.

El Kiai debe salir desde el vientre o Tandem donde según la cultura Oriental se ubica el verdadero centro de energía del cuerpo. Si sale solo de la garganta se vuelve un sonido gutural inoperante.

El Kiai se controla por el Hara, es decir, la respiración profunda desde el vientre. Por lo tanto existe una amplia variedad de ejercicios que enseñan este tipo de respiración.

En definitiva este sonido que surge antes o durante un combate es el resultado de una ciencia que une  el control de la respiración y el espíritu. El espíritu domina la energía que hace vibrar la respiración, y que proyecta la energía mental, física y psíquica. Si invertimos los kanjis que componen la palabra Kiai obtendremos la palabra Aiki.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s